Comer saludable

Ningún alimento contiene los nutrientes esenciales para servir por si solo a nuestro organismo. Por ello, para gozar de una buena salud, se necesita tener una dieta equilibrada y variada y consumir los alimentos en las cantidades adecuadas.

La formación de buenos hábitos alimentarios es muy importante a la hora de prevenir enfermedades y promover hábitos saludables entre la población.

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) la alimentación se considera adecuada y saludable cuando es:

  • Suficiente para cubrir las exigencias y mantener el equilibrio del organismo
  • Completa y variada en su composición con inclusión diaria de todos los nutrientes y en ciertas cantidades y proporciones, según la edad y circunstancias de vida
  • Adecuada a las diferentes finalidades en el organismo según el caso: conservar la salud, cooperar en curar las enfermedades, asegurar el crecimiento y desarrollo de los niños y siempre y cuando adaptada a las necesidades y gasto energético de cada individuo

¿Cuál es el consumo recomendable de azúcar?

El organismo científico de referencia en materia de nutrición de la Unión Europea, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda que, entre un 45% y un 60% de la energía diaria que consumamos provenga de los carbohidratos, incluidos el almidón y el azúcar.

La energía que diariamente requiere el ser humano debería provenir de:

Hoy en día la OMS recomienda realizar una dieta variada, dentro de un estilo de vida saludable que incluya la actividad física.

Recomendación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria sobre los valores de ingesta recomendados de carbohidratos.